Nuestra Visión


En ConArgentina nos reunimos ciudadanos con diversos perfiles personales, saberes, experiencias y afinidades políticas, pero con un objetivo común: aprovechar nuestras miradas diferentes para pensar un futuro mejor para Argentina. Nuestro marco de trabajo queda definido por las siguientes premisas:

  • La mayor riqueza de una nación son las personas. Ellas son quienes pueden transformar el conocimiento y los recursos de un país en bienestar y riqueza para la comunidad.

  • Es necesario promover el desarrollo de una sociedad civil robusta, intensa, plural y fértil; un Estado que genere bienes públicos de calidad para todos los habitantes del territorio nacional, equilibre las diferencias, modere las asimetrías, y fomente un sector privado dinámico, responsable, abierto y competitivo.

  • Las políticas públicas deben crear condiciones para que la Argentina cuente con una ciudadanía cohesionada, saludable, educada, creativa, emprendedora y esperanzada, que pueda realizar su proyecto de vida con autonomía y en plenitud, a lo largo de las distintas etapas vitales.

  • En una democracia, la ciudadanía es mucho más que el pueblo, los vecinos o habitantes de un territorio. Los ciudadanos son los miembros de una nación, sujetos a su Constitución y leyes, conscientes de sus derechos y responsabilidades recíprocas.

  • Dado que amplios sectores de la población viven en contextos de pobreza y vulnerabilidad social, el Estado debe brindar programas de asistencia directa, y al tiempo generar condiciones de igualdad de acceso a servicios y oportunidades de progreso, tomando en cuenta las diversas realidades sociales y geográficas del país, evitando el asistencialismo y clientelismo.

  • El desarrollo productivo debe ser el motor del desarrollo económico y social con una especial consideración por el ser humano y el ambiente. El desarrollo territorial y la sostenibilidad son la base de la reconstrucción como nación en este nuevo milenio, y son, entre otros, los sistemas productivos los que proporcionan las herramientas para lograrlo.

  • El paradigma productivo global evoluciona constantemente y de manera acelerada. Argentina necesita actualizar sus actividades económicas al ritmo necesario. La innovación en los modelos de negocios, los diseños y la logística han ganado relevancia frente a las operaciones industriales de transformación, generando el crecimiento de los servicios en todas las economías desarrolladas. Es necesario tomar nota de este incremento de la economía intangible, sin olvidar que cada servicio tiene razón de ser gracias a su relación con bienes tangibles, que son esenciales en el desarrollo productivo.

  • La política y la economía deben alinearse con una estrategia de desarrollo nacional productivo en base a innovación y conocimiento. La macroeconomía estable es una condición necesaria pero no suficiente. El marco institucional, la seguridad jurídica, el sistema impositivo, los acuerdos internacionales, el mercado de capitales, y el sistema laboral, son los componentes del marco contextual que debe ordenarse, a partir de un objetivo de crecimiento económico perdurable, con creación de empleo y con una creciente equidad.

  • La tecnología, en su más amplio sentido, debe estar presente en el debate político y económico, y aplicarse en todos los sistemas para brindarles competitividad global.

  • El conocimiento y la innovación tecnológica son las llaves de mejora y diferenciación para una producción argentina de mayor valor. Las iniciativas públicas para promover la innovación deben ser de magnitud y sostenidas en el tiempo. Deben estimular al sector público y al sector privado a invertir y a realizar una rápida curva de aprendizaje bajo el paradigma de la innovación y el conocimiento, de modo de permitir una drástica mejora de competitividad y establecer el crecimiento continuo de la productividad.

  • Este paradigma presenta grandes oportunidades y enormes desafíos que requieren preparar a los argentinos y argentinas para estos procesos de cambio. La educación deberá orientarse a formar personas con automotivación y capacidad innovadora, capaces de generar y ejecutar proyectos, adoptar tareas y empleos cada vez más calificados. Se requieren estrategias educativas adaptadas a los distintos segmentos de la sociedad y de acuerdo con las demandas regionales. El aprendizaje continuo, a lo largo de toda la vida, en todo tipo de ámbitos, tanto presenciales como virtuales, permitirá a los ciudadanos y ciudadanas adaptarse mejor a transformaciones aceleradas. Los medios de comunicación, internet, las redes sociales y conectividad de alta velocidad en todas las escuelas y hogares del país son piezas fundamentales en una estrategia de desarrollo humano, educativo, social y cultural, complementada de la necesaria alfabetización tecnológica.

  • Argentina debe acrecentar significativamente sus exportaciones, sin olvidar el mercado interno. Las cadenas productivas tradicionales se transforman cada vez más en redes asociativas y globales de valor. El desarrollo productivo moderno requiere mayor “internacionalidad”. Debemos facilitar el camino a nuestras empresas para que apliquen buenas prácticas y estándares internacionales.

  • Es necesario priorizar acciones que estimulen la creación de nuevas empresas argentinas y la evolución de todas nuestras empresas, de manera que puedan adquirir la dimensión apropiada para ser sustentables y competitivas en los mercados que atienden. Esto implica fuertes acciones de fomento, incentivos a la inversión, facilidades para el acceso a los mercados internacionales y sistemas globales de valor, desarrollo del capital humano y la creación de instituciones e instrumentos financieros apropiados, a través del desarrollo de un mercado de capitales local para inversiones productivas, desalentando las inversiones puramente financieras de corto plazo.

  • Todas las infraestructuras deben actualizarse para acompañar competitivamente al desarrollo regional: movilidad, transporte, comunicaciones, internet, conectividad, datos, energía. La nueva infraestructura energética debe evolucionar hacia un nuevo mix orientado a la reducción urgente de la huella de carbono y una participación creciente de las energías renovables.

  • El cuidado y manejo adecuado del ambiente debe ser un eje estratégico para el desarrollo sustentable de la Argentina en el siglo XXI, que debe encararse desde un punto de vista global, no solo proteccionista. Somos parte del ambiente, conformamos una unidad con la Naturaleza y dependemos de ella para poder alcanzar el bienestar humano. Aprovechar el ambiente y mejorarlo al mismo tiempo debe ser un objetivo primario de la gestión política.

  • Debemos asegurar la permanencia de los servicios ecosistémicos (disponibilidad de agua dulce, suelos fértiles, purificación del aire, etc.) de nuestros entornos naturales para asegurar la sustentabilidad del desarrollo y el bienestar humano. Argentina dispone de suelos fértiles, agua potable, recursos naturales no renovables, materias primas de interés industrial, recursos alimenticios, especies medicinales y atractivos turísticos, pero esa oferta no es infinita ni está a salvo. Es fundamental asegurar la conservación de los recursos renovables y no renovables sobre el que se sostienen, en gran medida, nuestra vida nacional y nuestras posibilidades de desarrollo tanto en el país como a nivel internacional.

  • La inmediata adopción de buenas prácticas internacionales en materia ambiental nos permitirá adaptarnos mejor a los mercados internacionales y así poder exportar más productos competitivos, de mejor calidad y con superiores márgenes de rentabilidad.

    Estas premisas validadas por todos los miembros de ConArgentina expresan una visión de país como resultado de un proceso de conversaciones y reflexiones guiadas realizadas por en 2020. En etapas siguientes el grupo definirá los 4 o 5 ejes estratégicos que permitirán conducir a la Argentina hacia esa visión y luego desarrollará en más detalle un conjunto de políticas públicas específicas. Estas premisas son solo el comienzo de un camino de pensamiento y trabajo colaborativo que nos hemos propuesto realizar juntos como aporte a la recuperación de nuestro país.


  • Contacto

    Icon